salud e higiene en la cocina

6 Medidas de Seguridad en la cocina BÁSICAS y ESENCIALES

No es nada raro que la cocina sea un lugar en el que puedan ocurrir una gran cantidad de accidentes. Claro, el riesgo depende del tipo de cocina, es muy diferente una cocina industrial a una cocina residencial. 

Hoy nos enfocaremos en darte las medidas de seguridad más importantes que debes de mantener en tu cocina, para garantizar la salud y bienestar de todas las personas que laboran o se desempeñan dentro de esta área. 

Ten en cuenta que esto no significa que tu no puedas agregar otras medidas de seguridad que consideres necesarias. Cada entorno es diferente y si tu consideras que es necesario tener algo más en cuenta adelante. 

Medida de seguridad #1: Utiliza la vestimenta segura en la cocina

Es importante que utilices ropa ajustada, no necesariamente pegada al cuerpo, pero que no esté holgada. Hay algunas cuantas razones que justifican este tipo de vestimenta, pero la principal es evitar accidentes relacionados con el fuego e incendios. 

Además, tener una vestimenta holgada ocasionará que tu ropa se ponga en contacto con las superficies y alimentos, ocasionando que las medidas de higiene en tu cocina no sean las más optimas.

Medida de seguridad #2: Tu cuidado personal importa mucho

Lo primero que debes saber antes de ingresar a la cocina, es que mantener tus uñas cortas será de gran ayuda para que tengas unas manos verdaderamente limpias. 

Es sumamente importante (más aún hoy en día), que utilices mallas para recoger el cabello, no es nada agradable que las personas encuentren cabellos en sus alimentos.

A su vez, lavar tus manos al ingresar a la cocina y las veces que haga falta mientras te encuentras allí, es un excelente hábito de seguridad, que evitará enfermedades de transmisión alimentaria, como infecciones gastrointestinales. 

Medida de seguridad #3: Limpia todas las superficies y utensilios

Cada vez que utilices una tabla o utensilio es importante lavarlo con detergente que tenga efecto desinfectante, para así evitar contaminar otros alimentos y frenar la reproducción de las bacterias que pueden ocasionar intoxicaciones y transmisión de enfermedades. 

Otra recomendación importante es la de limpiar los restos de grasa de las superficies con paños desechables, de modo que la grasa no sea absorbida por tus trapos de limpieza, ya que si los pasas por otro sitio estarías ensuciando más que limpiando. Y recuerda, además, lavar tus trapos de cocina con frecuencia. 

Medida de seguridad #4: Mantén tu refrigerador limpio y pulcro

Mantener una buena limpieza de los refrigeradores es vital. En este lugar pueden llegar a reproducirse cientos de bacterias si los restos de comida no son retirados y sus superficies no son lavadas como corresponde: con agua, jabón y sustancias desinfectantes (cloro diluido es una excelente opción). 

A la hora de refrigerar la carne cruda, corrobora que no vaya a gotear sangre sobre otros alimentos. Y cuando guardes cualquier alimento en la nevera, ya sea crudo o cocido, es mejor si el mismo se encuentra tapado o dentro de un recipiente hermético, para que no pierda su sabor ni aroma. El etiquetado correcto de los tuppers hará más fácil la tarea de seleccionar con rapidez y de forma sencilla cualquier alimento que quieras preparar.

Cuando quieras descongelar un alimento, procura hacerlo con tiempo, dejando ese alimento en el refrigerador y no a temperatura ambiente, ya que de esta última forma, es mucho más fácil que las bacterias se reproduzcan.  

Medida de seguridad #5: Manipula los alimentos con cuidado

Para evitar los riesgos asociados con la manipulación de alimentos y utensilios de cocina, es muy importante saber diferenciar qué utensilios son los más adecuados para realizar ciertas cosas. Por ejemplo, cada tabla de picar de tu cocina debe tener un color específico, este color va a indicar para qué alimento estará destinada, evitando así la contaminación cruzada. Esta diferenciación se hace de la siguiente manera: 

  • Blanco: pastas, pan, bollería y quesos.
  • Amarillo: carnes blancas como pollo o pavo.
  • Azul: para pescados y mariscos.
  • Verde: frutas y verduras.
  • Rojo: carnes rojas como ternera o cordero.
  • Marrón: para carnes cocinadas y fiambres.

Así mismo, también deberás prestarle atención a los cuchillos que vas utilizando, ya que los mismos tampoco deben mezclarse entre diferentes alimentos. Un cuchillo que usaste para cortar carne de cordero cruda, no debes utilizarlo para cortar queso, pan o unos tomates. 

Recuerda además, que cuando los alimentos no son manipulados adecuadamente, pueden contaminarse y transmitir microorganismos, como bacterias, hongos y parásitos y de esta manera, causar enfermedades.

Medida de seguridad #6: protocolos anti incendios y quemaduras

Cuando nos encontramos en la cocina, estamos expuestos a altas temperaturas, fuego y aceite caliente, entre otras cosas. Por eso es muy importante que prestes atención a ciertas señales y que a la vez evites accidentes. 

Cuando tengas una sartén con aceite caliente, acomoda el mango de modo que no pueda engancharse y caer, opta siempre por utilizar las hornallas del fondo, ya que es menos probable que una olla o una sartén se caigan estando allí, por ejemplo. 

Al mismo tiempo debes tener mucha cuidado cuando se encienda o se apague la llama de la cocina, ya que muchas veces puede no haber fuego pero si estar saliendo gas. Además no olvides nunca mantener las mangas de las camisas siempre abrochadas.

Medida de seguridad #7: seguridad y manipulación de cuchillos

Para garantizar tu seguridad, es importante mantener los cuchillos afilados. De forma que evites esfuerzos al cortar o rebanar. Ten siempre en cuenta que es más probable que un cuchillo sin filo se resbale y cause una lesión, que uno en óptimas condiciones. 

A la hora de cortar objetos redondos, corta un lado para que quede plano y luego coloca ese lado hacia abajo sobre la tabla de cortar. De esta manera, puedes estabilizar cualquier elemento que estés cortando y evitar accidentes.

Sujeta el mango del cuchillo firmemente y coloca la otra mano sobre el cuchillo para evitar cualquier contacto con la hoja; y si se cae, nunca trates de atraparlo.

Y cuando tengas que elegir un cuchillo recuerda la regla: 

  • Cuchillo del chef para picar y cortar grandes cortes de carne.
  • El cuchillo dentado para rebanar pan, tomates o piña.
  • Un cuchillo para mondar para  pelar frutas o rebanar frutas y verduras pequeñas.
  • Una cuchilla especial para cortar huesos o cortes grandes de carne.
  • Cuchillo deshuesador para el fileteado de pescado o deshuesado de pollo.

Por supuesto, una capacitación acerca de Seguridad Gastronómica, cuenta con muchos otros apartados, los cuales se encuentran más desarrollados, al tratarse de una formación profesional. Es por eso que es de gran importancia consultar siempre a profesionales del tema y mantenerse actualizados con las nuevas medidas de bioseguridad, para así evitar malos momentos. 

Recuerda que un ambiente seguro y libre de peligros será más eficiente y rentable, por lo que garantizar las óptimas condiciones es un beneficio tanto tuyo, como para tus clientes y compañeros de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba