normas de higiene en la cocina

Higiene en la cocina: 15 Medidas y Normas Obligadas

La cocina es uno de los lugares en donde se necesita tener una higiene de nivel espectacular. Es muy importante que todos los alimentos, electrodomésticos y utensilios mantengan las mejores condiciones de limpieza.

Mantener una higiene adecuada en la cocina es la forma más efectiva de prevenir posibles enfermedades e intoxicaciones por la manipulación y/o conservación inadecuada de los alimentos y no solamente esto, también juega un papel fundamental en la prevención de accidentes de cocina.

¿Por qué es importante mantener una adecuada higiene en tu cocina?

He conocido a muchas personas que no le prestan gran importancia a la limpieza de sus cocinas. Y es que para mantener una adecuada higiene de este lugar, los detalles realmente importan. 

Por ejemplo, ¿Cuántas personas se toman el tiempo de limpiar los espacios entre los dientes de los tenedores?. La realidad es que casi nadie. Solamente pensamos en limpiarlos cuando notas que hay un exceso de suciedad, mugre o restos de comida acumulados.

Seguramente ya podrás haberte dado cuenta que cuando hablamos de higiene en la cocina no nos referimos únicamente a mantener limpio el suelo, mesetas, fregadero, refrigerador, alacena, etc., en realidad nos referimos a mantener una adecuada higiene en todos los instrumentos, electrodomésticos y superficies que integran a esta área, en cualquier lugar que sea (casa, restaurante, cocina industrial, etc.).

Ventajas de tener una cocina limpia y pulcra

A continuación te mencionaremos las ventajas principales de mantener una higiene adecuada en tu cocina:

  • Previene el crecimiento de bacterias, virus y microorganismos: tener una mala higiene en tu cocina provoca que las infecciones sean más comunes y que ocurran intoxicaciones alimentarias.
  • Calidad y frescura de tus alimentos: una adecuada higiene ayuda a mantener el valor nutrimental y calidad de tus alimentos, sobre todo aquellos que son de origen natural como frutas y verduras. 
  • Menos insectos y animales: es más común que las cucarachas, moscas, ratones, etc., se encuentren en cocinas sucias y desorganizadas.Alarga la vida de tus alimentos pues no es lo mismo que conserves tu comida en lugares limpios y frescos que en lugares sucios con comida pasada. 
  • Organización y facilidad para cocinar: tener una buena organización te evitará muchas frustraciones por no encontrar lo que necesitas o por perder tiempo buscando algún ingrediente o utensilio. 
  • Alarga la vida útil de tus electrodomésticos y utensilios: un refrigerador o microondas que recibe los cuidados adecuados de limpieza durará muchos años más en comparación con otro que no recibe estos cuidados. Estos aparatos de cocina son costosos, mientras más los cuides, más tiempo durarán. 

15 Tips para tener una adecuada higiene en la cocina

Listo, ahora que ya sabes la importancia de mantener todas las medidas de higiene en la cocina, es momento de que pasemos a hablar sobre los 15 consejos para mantener una adecuada higiene en la cocina. ¡Comencémos!.

Higiene personal en la cocina

Hay una gran cantidad de normas de higiene personal en la cocina y de hecho, estas son unas de las medidas más importantes y con mayor impacto que tenemos que tener en cuenta. Aquí te dejamos algunas de las medidas más importantes sobre la higiene personal en la cocina:

  • Si vas a cocinar, procura utilizar ropa que esté ajustada. Esto te dará mayor comodidad y ayudará a prevenir accidentes relacionados con el fuego. Además, es mucho más higiénico ya que tu ropa no entrará en contacto con las superficies o alimentos. En otras palabras, la vestimenta juega un papel muy importante tanto en la seguridad como en la higiene de la cocina. 
  • Mantén tus uñas cortas. Esto es muy importante, ya que si tenemos las uñas largas y estamos preparando alimentos; como bien sabrás, restos de comida se acumularan por debajo de las uñas. Esto provoca que la contaminación cruzada de alimentos sea mayor y el riesgo de intoxicaciones alimentarias incremente. 
  • Lava tus manos con frecuencia utilizando agua y jabón. 
  • Procura utilizar una red para el cabello, a nadie le gusta encontrar un cabello en sus alimentos. 

Medidas de higiene al preparar alimentos en la cocina

Dependiendo de si se trata de la cocina de tu casa, un restaurante o una industria, las normas de higiene para preparar alimentos son mayores o menores. A continuación hablaremos sobre algunas reglas generales que te servirán para cualquier tipo de cocina.

Las normas higiénicas para la preparación de alimentos pueden variar dependiendo del país y estado en donde te encuentres, es más… También pueden ser distintas dependiendo del platillo

No es lo mismo preparar mariscos que carne, tampoco lo son los alimentos crudos que los cocidos o hervidos. Estás son nuestras recomendaciones (aplican para la mayoría de los alimentos y cocinas):

  • Sirve los platos calientes, a una temperatura que supere los 80°C.
  • Intenta que los alimentos no permanezcan mucho tiempo a temperaturas entre los 15°C y 55°C, ya que el crecimiento de bacterias comienza a incrementar en este rango de temperaturas. 
  • Desinfecta correctamente los alimentos, sobre todo las frutas, verduras, legumbres y otros vegetales, especialmente aquellas que de forma natural contienen altos niveles de microorganismos y contaminantes. Por ejemplo, las fresas. 

Almacenamiento de los alimentos

Aquí hay dos reglas de higiene en la cocina que tenemos que tomar en cuenta:

  • Almacenar los alimentos en lugares adecuados.
  • Almacenar los alimentos por el tiempo adecuado. 

Estos dos normas básicas de higiene en la cocina. Aquí te dejamos algunas recomendaciones adicionales que también puedes seguir:

  • Procura que la temperatura de tu refrigerador sea constante, que no haya cambios bruscos en la temperatura interna. 
  • El congelador debe mantenerse a temperaturas por debajo de los 0°C en todo momento. 
  • Envuelve los vegetales con servitoallas y aluminio, esto las mantendrá secas, frescas y alarga su durabilidad. 
  • Mantén tu despensa o alacena limpia en todo momento.
  • Procura utilizar los alimentos antes de su fecha de caducidad. 
  • No saques los alimentos del congelador al exterior para descongelarlos rápidamente. La forma correcta de hacerlo es sacarlos del congelador y pasarlos al refrigerador, de lo contrario aumentarás el crecimiento de bacterias. 

Higiene durante la manipulación de los alimentos

Lo más importante aquí es: lavarte las manos con agua y jabón desinfectante tal y como las normas de tu país lo establezcan

Bajo el contexto que vivimos hoy, todos sabemos que el lavado de manos salva vidas. Es vital que te laves las manos antes y después de manipular cualquier tipo de alimentos o entrar en contacto con desechos o superficies potencialmente contaminadas. 

Procura secarte las manos con toallas sanitarias limpias y desechables, no reutilices una toalla de tela, esta es una de las faltas más graves a la higiene de una cocina. 

Higiene de los utensilios de cocina

Es importante que mantengas una adecuada limpieza de los utensilios que vayas a utilizar. Por lo general, cada utensilio de cocina debe servir para una tarea particular y específica durante el tiempo de cocina. 

Por ejemplo, si vas a utilizar un cuchillo para cortar mariscos, pescado o carne, procura utilizar un cuchillo diferente para las verduras, frutas o el pan. Lo mismo sucede con las tablas para picar. 

Si vas a reutilizar el mismo cuchillo, antes de hacerlo lo laves muy bien utilizando detergente y no solamente agua. 

Para la limpieza de las ollas y sartenes te recomendamos que una vez que termines de utilizarlas, esperes a que se enfríen y las remojes en agua un poco de tiempo. Esto ayudará a que los residuos se retiren más fácilmente, mejorando la calidad de la limpieza y alargando la vida útil de tus utensilios. 

Higiene del refrigerador

Tener una buena organización en el refrigerador es fundamental. Nuestra recomendación es que clasifiques los alimentos correctamente y los distribuyas en los diferentes compartimientos del refrigerador según al grupo al cual correspondan. 

Por ejemplo, todos los embutidos deben ir en un mismo cajón, mientras que todos los lácteos en otro compartimiento.

También es muy frecuente encontrar alimentos que ya no sirven en el refrigerador, sobre todo vegetales, verduras y frutas, esta es una de las peores faltas que puedes tener en la higiene de tu cocina. 

Evita que los alimentos se pudran dentro del refrigerador, esto provoca que los otros alimentos duren menos y provoca que las bacterias comiencen a crecer muy rápidamente y se dispersen por todo tu refrigerador, afectado a todos tus otros alimentos.

Higiene de las superficies de la cocina

No solo es importante limpiar las superficies mientras te encuentras cocinando, también es necesario que te asegures de realizar una adecuada limpieza de las mismas antes y después de comer. 

Muchas personas realizan sus comidas y horas después deciden limpiar la cocina, muchas veces hasta que llegue el siguiente tiempo de comida, esto es algo que aumentará los riesgos de intoxicaciones alimentarias y no solo eso, también incrementará la infestación por insectos y roedores.

Solamente se requieren un par de horas para que las hormigas, bacterias e insectos comiencen a acumularse y festejar sobre todas las superficies que están sucias o con residuos de alimentos.

¿Te imaginas comenzar a cocinar tu cena sobre superficies contaminadas por bacterias o insectos?

Higiene de los electrodomésticos

Muy pocas personas limpian su microondas, hornos, freidoras de aire, etc., todos los días. La mayoría de nosotros lo hacemos hasta que nos damos cuenta que están sucios y no pueden esperar más tiempo para limpiarse. 

Lo ideal sería limpiar nuestros electrodomésticos cada vez que los utilizamos. Sin embargo, hay que aceptar que en muchas ocasiones esto no es tan necesario. 

Un claro ejemplo es cuando utilizamos el microondas para calentar un alimento que se encuentra dentro de un contenedor, pues al estar cerrado no existe la posibilidad de que el microondas se ensucie. En este caso no es necesario que limpies el microondas, sería un desperdicio de tiempo. 

Esto es diferente con una licuadora, batidora, procesador de alimentos, etc., los cuales se ensucian en el instante en el que los utilizas y debes limpiarlos inmediatamente después de utilizarlos. 

Si no los vas a lavar en el momento, aunque sea asegúrate de remojar los electrodomésticos (que se puedan remojar) en agua con detergente. En cuánto a los que no pueden mojarse, sería adecuado que les pases un paño húmedo para eliminar los residuos.

La despensa o alacena

Aunque muchas veces no pensamos en esto al diseñar, construir o comprar nuestro hogar, la despensa debe ser un lugar que tenga buena ventilación y sea fresco. 

No queremos que nuestros alimentos se echen a perder antes de tiempo por culpa de las altas temperaturas o humedad que muchas veces puede encontrarse en este lugar.

Otro punto muy importante en la despensa es, al igual que con el refrigerador, mantener una buena organización de los tipos de alimentos y su forma de presentación.

Es decir, todos los enlatados deben de estar organizados y en un solo lugar. Lo mismo para los diferentes tipos de alimentos que decidas colocar en tu alacena.

Recordatorio: ¡Siempre voltea a ver la fecha de caducidad!

Uso de trapos en la cocina

¿Sabías que uno de los elementos más contaminados de la cocina son los trapos?. 

No debería de sorprenderte. Seamos honestos, muchas personas utilizan un trapo para limpiar todas las superficies de la cocina y muchas veces ni siquiera se lavan con cloro u otros desinfectantes antes de volver a utilizarlos. 

Estas son nuestras recomendaciones para el uso de trapos en la cocina:

  • Tener un trapo para superficies sucias: estás son las superficies de la cocina que están verdaderamente sucias, en las que podemos ver residuos de alimentos o sabemos que están sucias porque han caído líquidos, salsas o condimentos.
  • Tener un trapo para superficies en proceso limpieza: estas son las superficies que quedan después de pasar el trapo para superficies sucias.
  • Tener un trapo para superficies limpias: es el que utilizaremos para dejar todas las superficies limpias y libres de residuos. Una vez que pasemos este trapo ya podremos dejar las superficies secarse y descansar. 

Es muy importante que después de limpiar laves todos los trapos y bayetas con detergente que tenga cualidades bactericidas y desinfectantes. Puedes utilizar cloro diluído. 

¿Debo escurrir los platos o secarlos con un paño?

Cualquiera de las dos, la que se te facilite más. Eso sí, si vas a utilizar un paño de secado procurá que siempre esté limpio. 

En lo personal, te recomendamos utilizar escurridores de platos, ya que puedes dejar los utensilios ahí asentados y se secarán por sí solos, lo cual te ahorrará muchas horas y trabajo adicional. 

Aquí te dejamos algunas de nuestras recomendaciones de los mejores escurridores de platos que hemos probado y testeado.

Si tienes un lavaplatos automático no se diga más. ¡Qué afortunado eres!

Mantén el fregadero de la cocina limpio y libre de residuos

¡Lo más importante para la higiene de tu cocina y el planeta!

  • No tires los residuos de comida al fregadero, aunque tengas trituradora. Limpia el plato con una servilleta hasta que quede libre de residuos, entonces sí, coloca el plato en el fregadero.
  • No tires el aceite de cocina al fregadero. 1 litro de aceite contamina hasta 40,000 litros de agua. 

Una vez que termines de lavar todos los platos, recuerda que es importante limpiar el fregadero con detergente desinfectante. 

Basura de la cocina

El manejo adecuado de los desechos es una parte fundamental de la higiene en la cocina, pero además, es muy importante para contribuir al cuidado de nuestro medio ambiente. 

Aquí te recomendamos que separes la basura, al menos, en desechos orgánicos e inorgánicos. Si quieres ir más allá, puedes comenzar a separar todos los desechos que sean reciclables como pet y plásticos. 

No toques los alimentos con las manos

Al momento de servir los alimentos en los platos es muy importante que utilices cucharones y servidores, utilizar las manos contribuye a la contaminación cruzada.

Resístete a meter la mano para probar los alimentos o a introducir los cubiertos con los que estás comiendo.

Lava los platos correctamente

Muchas veces creemos que estamos haciendo una buena labor de lavado de platos y utensilios, hasta que nos damos cuenta que los platos están sucios o tienen manchas de tiempos de comida previos, sobre todo si son platos que tienen pliegues o bordes que son difíciles de limpiar. 

Una recomendación general, ya sea que laves los platos a mano o utilices un lavaplatos, es remojarlos en el fregadero con agua y jabón por unos minutos. De esta forma los residuos de alimentos se suavizaran y será mucho más fácil lograr una limpieza adecuada.

Bueno, ahora que ya sabes las recomendaciones más importantes para mantener tu cocina limpia, pulcra y segura, es momento de poner manos a la obra y asegurarnos de tomar todas estás medidas. En este otro artículo te damos algunas recomendaciones adicionales sobre las medidas de seguridad en la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba